Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘invasor’

extraterrestres-2522

El caso de Travis Walton  es un desmentido de todas las teorías respecto a los extraterrestres amigables. En todas partes del mundo actualmente hay un creyente en la hermandad interestelar. De acuerdo a ellos, los extraterrestres son nuestros amigos y solo quieren nuestro bien, nuestra amistad y si se esconden de nosotros es más por temor a nuestra agresividad con el resto de los seres vivos. Tan creyentes son a veces estos grupos que llegan a ser capaces de envenenarse en forma masiva  para que sus almas –ya que al parecer sus cuerpos no serían aceptados por los amigos extraterrestres- puedan ser embarcadas sin mayores problemas rumbo a quién sabe qué sistema solar.

Pero Travis Walton tiene otra versión del “amigo” extraterrestre, una terrorífica.  Un día de noviembre Travis se encontraba trabajando con cinco amigos leñadores cuando vieron unas luces que creyeron eran causadas por un incendio.

Sin embargo, al llegar al lugar iluminado, vieron una nave posada sobre un claro del bosque. Travis se bajó del vehículo y se acercó para ver la nave y para su terror, la nave comenzó a moverse hacia él. Cuando trató de huir, fue alcanzado por un rayo luminoso que  bajó directamente desde la nave. Según Travis, recibió una fuerte descarga eléctrica y perdió el conocimiento por lo que él creyó era un breve período. Mientras se encontraba en ese estado, fue abducido al interior de la nave.

Entre tanto, valientemente, sus amigos huyeron a toda  velocidad en busca de ayuda policial dejándole abandonado. Así comenzaba la desaparición de Travis Walton: cinco días en que nadie lo vio ni supo qué era de él.

Durante esos cinco días, sus amigos debieron enfrentar las acusaciones de haber dado muerte a Travis. Nadie les creyó su versión acerca de la abducción de su amigo y fueron considerados sospechosos de homicidio.

Cinco días después, un hombre llamó a los padres de Travis para pedir ayuda. “Soy yo”, dijo. Cuando sus padres lo recogieron les costó creerle. Travis estaba física y sicológicamente deteriorado, parecía otro. Cuando le recordaron que hacía cinco días que se encontraba desaparecido, no podía creerlo. Travis estaba convencido de que su desaparición había sido de pocas horas.

Y cuando comenzó a contar su experiencia lo último que podía pensarse era que los extraterrestres eran amistosos y fraternales.  Travis recordaba haber sido observado por unos hombrecillos pequeños y calvos que, al ser rechazados físicamente por él, optaron por llamar a un humanoide más alto y de mayor fuerza física, muy similar a él, que lo introdujo en otra parte de la nave.

En ese sector, Travis descubriría un verdadero zoológico de seres vivos diferentes.  Seres vivos prisioneros de los extraterrestres amigable, que a veces eran algo desmemoriados porque no pocos de dichos prisioneros ya no eran más que unos restos descompuestos. Pobres seres enloquecidos que surcaban el universo en las mazmorras de una nave espacial.

Al parecer, algo de la personalidad o el físico  de Travis no les gustó a sus nuevos amigos. Debe ser porque los terrícolas somos demasiado violentos y no logramos congeniar con seres diferentes. Gracias a esto, Travis fue abandonado poco después en las cercanías del lugar donde fuera abducido. A duras penas, Travis logró llegar a un local comercial desde donde llamó a su casa. Solo entonces supo que su breve desaparición había tomado realmente cinco días de su vida.

Así pues, si tú eres parte de aquellos que creen firmemente que todos los seres vivos son iguales, encantadores y amistosos, llenos de sentimientos fraternales hacia los demás, piénsalo un poco antes de acercarte a la primera nave voladora con que te tropieces. Recuerda a Travis Walton y observa antes de actuar. Ni siquiera se trata de que los extraterrestres sean capaces de actos crueles, aquí mismo, en casa digamos, el capitán Cook fue convertido en asado por amistosos isleños que lo invitaron a almorzar sin aclarar antes que la comida la ponía él.  Y no es el único caso, no puedes olvidar que aborígenes de diferentes lugares del mundo fueron encerrados en zoológicos humanos de las principales capitales europeas hace apenas  unos ciento cincuenta años.

Personalmente tengo tantas ganas de encontrarme con un ET como de entablar relaciones con el matrimonio vecino que rayó mi auto y dejó bolsas de basura en mi puerta: para encuentros con  monstruos, basta y sobra con la mitología.

Anuncios

Read Full Post »