Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘poesía’ Category

bebé

 

Dedicado a HIJO, pequeño sacrificado a los dos días de vida por un grupo de imbéciles asesinos. Ojalá hubieras sido hijo mío y de cada una de las madres que hoy día lloraron por ti.

HIJO

me llamó

y me tendió sus brazos cálidos, olía a rosas.

Las llamas mordían mi carne, la venda

que cubría mis labios callaba mi llanto.

Con sus manos de piel de durazno

calmó mi dolor.

HIJO,

repitió.

Que importa que no te hayan bautizado,

que nadie te llamara por tu nombre,

que intentaran ofenderte diciéndote Adefesio.

Tendí mis manitas,

aguardé sus besos ,

nadie sabrá de mí, pensé,

nadie sentirá mi miedo,

mi dolor, mi abandono.

HIJO,

volvió a decirme.

No temas,

aquí estoy yo, para ti, yo soy tu madre.

¿Ves? Ya no duele.

Ven aquí, acurrúcate en mis brazos.

Me cubrió con pétalos blancos, me besó la frente.

Ahora me explicó, eres mío para siempre.

Y mi alma inocente se acomodó en los brazos de María.

Anuncios

Read Full Post »

 

 

Cinco patatas, tres zanahorias

Un tomate y media achicoria,

 Hay que ver que imaginación

Para hacer de la sopa un horror.

El zapallo lo permito

Y también el dulce choclito,

Pero por nada meterás

Coliflor en este berenjenal.

Brum, brum, brum, mira quién viene

En el avioncito de la tía Cleme:

Arroz graneado y un filete

De pollo asado que es un siete.

Abre la boquita, no seas mañoso

Todos fuimos niños y sufrimos un poco.

Pero mañana serás tan grande

Como el orgulloso Mariscal de Flandes.

Qué tramposa resulta ser  esta abuela,

Siempre echando albahaca en la cazuela,

Apenas me volteo y lista está

Para sazonar patatas con azafrán.

¡No quiero comer, llévame a pasear,

Cómprame un helado y un mazapán!

Prometo que mañana no dejaré  migaja

Comeré la acelga y el topinambur

Antes de que tú digas ¡Salud!

Quiero leche asada para terminar,

Dulce y suave como fresca crema

 Empapada toda en dulce  caramelo.

Comeré solito, prometo, y con el baño,

Me quitas los restos que olvidé en mi pelo.

¿Último bocado? ¡Quién lo diría!

Es que un rico postre mejora cualquier día.

A dormir la siesta un bostezo llama

Y abuela un descanso urgente reclama.

Me voy, más recuerda, sólo es una tregua

Que suspenderemos a hora de la cena.

Read Full Post »

Lindo niñito,

Date por vencido,

Que duermas un rato

Es todo lo que pido.

Ya has recorrido

De Ceca a La Meca,

Hurgado en mil cajas

Buscando sorpresas,

Mas no hay descanso

Para el pequeñín

Es que ahora quiere

Salir al jardín.

Tus ojos se estrechan,

Tu boca se queja,

Mas, ay,  mira abuela,

Encontré una abeja,

Un barco de ruedas,

Una bicicleta.

¿Quién puede dormir

Sabiendo que el perro

Espera por mí?

Duérmete mi niño,

Duérmete tesoro,

Me duelen las piernas,

Me ataca un atoro,

Ya llegó el momento

De bajar cortinas,

Sombrear cabeceras,

De mecer la cuna

Para que mi niño

Cierre los ojitos

Y  sueñe un par de horas

Con los angelitos.

Ya bajó el potrillo

Desde la colina

Y junto al estanque

Están las gallinas

Peleando el espacio

Con los cinco patos

Que hace dos semanas

Cambié por un gato.

Te doy cien palomas

Por un elefante

Sólo si prometes

Dormir un instante.

Yo quisiera, abuela,

Pero al acostarme

Mis ojos rebeldes

Azules se abren.

Es que divisaron

El móvil de alambre

Con gansos, ovejas

Y bolas de estambre.

Me doy una vuelta

Bajo la cobija

Que tanto acalora

Y  mis fuerzas fatiga.

Yo quiero salir

A cortar las flores

Que guiñan sus ojos

A los picaflores.

Cuncuna peluda

Que vienes trepando

Por el verde tallo

Del  sombrío acanto

No te has dado cuenta

que te estoy mirando.

Te comes las hojas

Y te vas bordando

Entre nervaduras

Tu encaje de encanto.

Duérmete mi niño,

Descansa, te invito,

Apenas despiertes

A un paseíto

Por la calle arriba

Hasta la plazuela

Donde está la fuente

En que los girasoles

Estiran sus cuellos

Aún remolones

Hacia el sol que estalla

Con sus mil colores.

En cuanto despiertes

Cambio tus pañales

Y peino tus rizos

Color de trigales,

Calzo tus piecitos,

Tomamos las llaves

Y vamos paseando

En tu cochecito

Saludando niños,

Abuelos, gatitos,

Los perros del barrio,

Todos los amigos.

Ya cierro mis ojos,

Guárdame paciencia,

Se que los abuelos

Tienen más sapiencia

Pero me parece

Que ya han olvidado

Lo que es ser un niño

Que ha de ser dormido.

Ay que aburrimiento,

Ay que desespero,

Trae mi chaqueta,

Busca mi sombrero,

A mamá le gusta

Cubrir mi cabeza

Del sol que inclemente

Va tostando tejas,

Tengo en mi bolsillo

Mi auto favorito,

Y en mi mano llevo

Al fiel soldadito

fundido en plomo

Que el azar fortuito

Ha dejado falto

De un piececito.

A ellos les gusta

Tanto como  a mí

Salir de paseo

Y comer cuchuflí.

Read Full Post »

Bebé tenía serias intenciones

de armar un escándalo

de proporciones.

No quiere almorzar,

le carga la sopa,

quiere que mamá

le dé compota.

Con unos gajitos

de mandarina

aquieta las aguas

la tía Ernestina.

Bebé come sopa y postre

y el resultado, claro,

es un desastre.

Cuando terminó,

todo se lavó,

aún la silla alta

donde merendó.

Ahora Bebé quiere jugar

y no se cansa de reclamar:

Quiere la pelota,

quiere su  abanico,

y la caja de cartón

que trajo Federico.

A Bebé los ojos

se le están cerrando

tiene mucho sueño

y sigue reclamando.

Bebé quiere pasear

o  ver televisión.

Bebé no pierde la ocasión

de acelerar mi corazón.

Duérmete mi niño,

duérmete Gugú,

que estás más    irritado

que un pobre emú

al que le han hecho

la permanente

y vio los resultados

reflejados en la fuente.

Bebé está casi, casi dormido

toda la casa ha estremecido

con sus quejas y sus llantos.

Este Gugú, está de espanto.

Cierra los ojitos,

gimotea un poco

y en sólo un segundo

se olvida del mundo.

Ahora que Bebé se durmió

una buena siesta tomaré yo.

Read Full Post »

Gato con botas, dime ya

si viene mañana mi niño a jugar,

dime si usa botas de siete leguas

o da pataditas en tensa espera.

Detente Pinocho, ven a responder

todo lo que mi niño desea saber.

¿Habrá luna llena al abrir mis ojos,

comerá Pedro conejo ramitas de hinojo?

No me olvides Aslan, de negra melena,

que viene mi niño a terminar la espera,

abriré las páginas de mi infancia entera

para  mi niño que llega con la luna nueva.

Blanca Nieves, Cenicienta y Rapunzel,

ya vienen escapando de su mundo de papel,

se asoman curiosas a atisbar el parto,

la Bella Durmiente se esconde en el cuarto.

Mi niño navega en barco pirata

y en medio del río encuentra a la Rata.

¿Dónde vas amigo, qué se te ha perdido?

A mi Topo querido, que aún no ha venido.

Vamos todos juntos a esperar  la vida

que viene de prisa,  llega sorprendida,

lanza un primer lloro, gimotea escondida

y le imprime en la cara pícara sonrisa.

Que todos mis libros,  todos mis cuentos 

 esperen a mi niño que ya viene ansioso

de historias, de magos, de sirenas y osos

mientras yo le canto canciones de gozo.

Read Full Post »

Las olas vienen bramando

a derramarse en la arena

decorando con su encaje

de espuma toda la escena.

Las pulgas en su escondite

Respiran entrecortado

Y su agujero hacia el cielo

Se reabre apresurado.

Los cangrejos corretean

Con su andar inesperado,

adelante, marcha atrás,

O también de medio lado

Las gaviotas se sumergen

Para merendar pescado

Quebrando la superficie

Del mar, espejo plateado.

Un pelícano grisáceo

Se pierde en el horizonte

Y los lenguados deslizan

sobre la arena del fondo

su vientre blanco y galante

que al pescador ha embrujado.

¡Al agua!  corren  los niños

grabando sus piececillos

por dos segundos exactos,

hasta que el próximo oleaje

deje el pizarrón flamante.

Ya cuando cae la tarde

Y se nos  aleja el sol

Yo quisiera un alfajor

Y mi hermana una palmera

Y la tía teje y teje

Soñando con la tetera.

¡Qué rica sabe una taza

sentada sobre la arena

si los niños corren lejos

y  así no me  la estropean! 

Read Full Post »

 

3016079534_eace35e74d_o

En una tibia caverna

en Lascaux o en Altamira

el hombre pasó sus noches

decorando con pintura

los muros de piedra roja

o de caliza amarilla.

Se sentó  junto a la fogata

y  mordisqueó   mal cocida

la carne que en la mañana

cazó a  riesgo de su vida.

De tanto  buscar  anduvo

Los  desiertos de Mesopotamia

Y en las costas del África Negra

Se entintó con sangre humana.

Aprendió de democracia

Por las ágoras de Atenas

Y  para  conquistar  el mundo

Formó en las fieras legiones

De Roma, ciudad eterna,

Cuna de la civilización  europea.

Vistiendo  una cruz  al pecho

Derramó en la  Tierra Santa

 La sangre  mora y cristiana

En nombre del que ordenara

Que la paz y el amor reinaran.

Cortó cabezas de reyes,

Con espada y guillotina

Pero siguió siendo siervo

En Rusia, en India  y en China.

Revolucionó la historia

Con el tren y los motores

Las vacunas,  la anestesia,

El avión y los computadores.

Sin embargo no ha aprendido

A pesar de tanto empeño

A vivir sin sufrimientos

Con la inocencia del niño.

Algún día este viajero

Respetará a sus vecinos,

Navegará por el cosmos

y cambiará su destino

Read Full Post »

Older Posts »