Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘articulos’ Category

ggm

 

Ha muerto Gabriel García Márquez, el niño de Aracataca que hizo volar su imaginación más allá de lo que él mismo creyó posible. Tiene detractores Gabriel García Márquez, gente menor que lo denuesta por sus ideas y que seguramente no ha sabido disfrutar de su obra. Personalmente, como cristiana, creo en otra vida, no solo para mí sino también para aquellos que como él, de seguro son agnósticos. Así pues, en mi opinión Gabriel García ya está, sino en el Paraíso, al menos en el Parnaso, lugar dedicado a los grandes, como él. Y sin duda alguna, ya tiene más que asegurada la vida eterna como escritor, por su prosa elegante, bella, poética, fulgurante, encendida. Una prosa tras la cual se percibe el calor y el color de la sangre.

Los envidiosos ya pueden comenzar a roerse las uñas. García Márquez ha muerto, ya es casi imposible que puedan superarlo.

 

Read Full Post »

portico1Queridos amigos, ignoro si alguno de ustedes escribe, pero me parece una probabilidad bastante cercana. Si escriben, saben que uno se encariña con sus libros. Durante largo tiempo dan vuelta en nuestra cabeza y luego, cuando decidimos darles forma, los vamos volcando en el computador, corrigiendo una y otra vez, trasladando párrafos de aquí para allá. En fin, durante un tiempo, el libro es parte de nuestra vida, incluso hay oraciones, a veces párrafos completos, que se nos graban en la memoria.

Por eso, cuando el archivo se convierte en libro, uno siente el orgullo de la madre que mira a su hijo y se ufana de verlo tan crecido, de lo mucho que ha avanzado ese pedacito de carne al que le cambió los pañales. Eso me pasa hoy, me siento feliz, dichosa, de que Pórtico haya llegado al papel. Por razones de salud he estado algo ausente de mi blog. tenía obligaciones más urgentes, pero qué grato es regresar para decirles que conozcan a mi nuevo hijo. Aquí está, es “Pórtico”.

Read Full Post »

 

víctima

El pequeño pudú gime; sus cortas patitas están manchadas de sangre. El pequeño pudú, la lechuza de ojos asombrados, el zorrito de cola chamuscada y otros animales que esperan turno en sus jaulas acaban de ser rescatados de un incendio forestal.

Cada año, en verano, nuestros bosques estallan en llamas .  basta con un grupo de chicos que quiso hacer camping, una familia que salió de picnic cerca del río, peor, basta con un inconsciente que se entretiene jugando con fósforos. Hay gente cuyo placer, aunque a nosotros nos parezca mentira,  es causar daño.

Una chispa basta. el viento sopla sobre ella y la llamita va creciendo hasta que una columna de humo se eleva sobre el bosque. después ´solo hace falta que actúe la indolencia: que el fuego tarde en ser advertido, que la Conaf lo considere demasiado pequeño para actuar de inmediato, que no hayan helicópteros disponibles para arrojar agua sobre las llamas. En cosa de horas, el fuego crece y arrasa con todo a su paso, a veces, incluso las casas de los campesinos. los árboles crujen al ser consumidos, las ramas caen, el viento sigue soplando y arrastrando su fatídica carga roja por los aires. Para las noticias, se trata de cuántas hectáreas han sido arrasadas, para los animales que habitan el bosque, se trata de la vida y la muerte.

Otro verano, otros fuegos. ¿Hasta cuándo?

Read Full Post »

bebe leyendo

Si alguien puede recomendar los Cursos de Lectura desde la cuna que imparte Lectura Viva, es mi familia y todo comenzó de una manera muy sencilla: Mariagé Bautista, gran impulsora de este método, le prestó a mi hija entonces embarazada el libro de Loren Poupin.

Casi de inmediato, mi hija comenzó a leerle a su barriguita que crecía. Cuentos, poesías rimadas, canciones infantiles. También le hacía escuchar música de calidad. Después del nacimiento de mi nieto se incorporó el uso de libros apropiados para un bebé, que él pudiera manipular sin riesgo, y siempre procurando la calidad. Paralelamente, mi hija comenzó a formar la biblioteca de Tony, mi nieto.

Cuando me hice cargo de su cuidado, después de los seis meses, además de la lectura incorporé videos del alfabeto, en inglés y español, obtenidos en You tube. A los 3 años ya Tony conocía ambos, distinguía palabras que empezaban por la letra en cuestión y sabía de memoria una serie de canciones que le encantan. Hoy, acercándose a los cuatro, ya empieza a unir letras, quiere saber cómo se combinan y nos pide que le leamos los avisos, los nombres y los títulos de sus libros favoritos.

A Tony le encantan los libros. Los cuentos de Beatrix Potter son su pasión -Especialmente los Conejitos pelusa- y se muere por Fonchito y la Luna, de Mario Vargas Llosa. Mi hija se los lee todas las noches antes de dormir y a menudo quiere que se le lean a cualquier hora.

Agradezco a Mariagé Bautista y Loren Poupin por habernos encaminado tan pronto en este método estupendo. Personalmente hice algo similar e intuitivo cuando criaba a mis hijos -todos ellos lectores voraces- , pero sin duda alguna el apoyo que Lectura Viva puede aportar es invaluable. Yo vi lo que ellos hacían en los jardines de la JUNJI hace ya tiempo y el entusiasmo de los pequeñines frente a sus libros chupeteados y acariciados con pasión. Una pena que esos proyectos fueran interrumpidos por la JUNJI, poco visionaria  repentinamente, pero todavía pueden ser retomados con su espíritu original.

A cualquiera que quiera un hijo lector, le cuento que si espera a que este entre al colegio para empezar, ya estará atrasado. El niño lector ya ni siquiera empieza a formarse ya nacido, ahora comienza desde el vientre materno. Y usted lo sabe: un niño lector que se convierte en un adulto lector siempre estará más aventajado…además de disfrutar un mundo infinito de posibilidades de entretención y cultura.  Les recomiendo, a ojos cerrados, los talleres de Lectura Viva.

DATOS: lecturaviva@gmail.com

FONOS: 2226 5374- 098267295

WEB: lecturaviva.cl

Read Full Post »

libros

 Leí mi primera Jane Eyre entre los 9 o 10 años y a partir de ese momento  la releí innumerables veces, sin embargo, recién ahora, más de medio siglo después, leo, al fin, la versión completa,  libre de los desperejilamientos a los que  someten los libros algunos editores canallescos. Qué maravilla este alegato sobre la pasión y el amor. Qué generosa Charlotte Brönte mostrándonos además las dificultades de la vida en su época y esa visión tan femenina y feminista a la vez.

Cuando era niña la gente era muy inteligente, en vez de chatarra plástica, regalaba libros, así fui formando mi pequeña biblioteca personal: Salgari, Verne, May Alcott, Karl May, Ruskin, la colección completa de Las travesuras de Naricita, de Monteiro Lobato y siempre allí, presente, el Tesoro de la Juventud. En ese tiempo teníamos en Chile una excelente educación pública, de la cual me reconozco agradecida deudora. Usábamos libros de Lectura como El niño chileno, Los episodios Nacionales. Todavía guardo en mi memoria los poemas que aparecían en ellos. “ Ten un poco de amor para las cosas” , decía Villaespesa, “este era un rey que tenía un rebaño de elefantes” , continuaba Darío. Por las mañanas, mi padre nos sacaba del sueño recitando a voz en cuello “qué linda y fresca la mañanita, me agarra el aire por la nariz…” Darío otra vez.  En la puerta de su casa estaba la niña negra y “ ciudadanos, quién nos une en este instante, quién nos llama? Víctor Dgo. Silva, quién otro.

Continuos traslados de residencia en solitario, vale decir, sin mi familia, me hicieron ir perdiendo una y otra vez mis escasas pertenencias, pero yo tenía una excelente memoria donde mucho de ello quedó refugiado.

El día llegó en que no fue suficiente seguir leyendo, no, la lectura invita a entablar un diálogo con aquellos que tan generosamente nos regalan el producto de su pensamiento. Tomó tiempo, lo reconozco, pero Saramago empezó más tarde aún.

¡Qué puedo decirles? Lean, lean, lean. No podemos pasar por la vida perdiendo ese tesoro inagotable. Allí está la literatura británica completa, una colección de joyas: Dickens, Wilde, Waugh,  Austen, Christie, Barnes, McEwan,  todo Philip Pullman, Jk Rawlins, Susannah Clarke, Tolkien, Lewis. No hay dónde perderse.

Gogol, Chejov,  Dostoyesky, Dumas, Hesse;  me faltaría espacio para recordar  lo que no se pueden perder, y conste que el tiempo vuela. Lean clásicos, son más baratos y no hay dónde perderse. Sólo desconfíen de la prensa, cuando se lee, hay que hacerlo entre líneas, buscando el mensaje subliminal.  Por  mi vida lectora ha pasado de todo, incluso cosas que me prohibieron en su momento sin que  nunca haya  sufrido daño o menoscabo por eso, no hay mejor juez que uno mismo. Yo jamás les prohibí nada a mis 4 hijos, pero puse libros a su alcance.

 Lean de todo: historietas, revistas, novelas, poesía, historia. Homero es una larga sucesión de hechos gloriosos para los antiguos griegos, pero ¡qué prosa arrolladora, cómo envidio esa fuerza vital, esas magníficas construcciones de palabras!

En cuanto a la partitura, eso, del Hombre, es lo que más me hace creer en la existencia de un soplo divino. Si bien fue uno de esos monos desnudo el que empezó haciendo un tam tam en un tronco caído, el que sopló en una caña hueca, lo cierto es que Vivaldi, Haendel, Debussy, Saint Säens, Chopin, Brhams, Beethoven y todos ellos  me hacen pensar seriamente en que la música es lo más parecido a un regalo de Dios. En Chile  todavía sobrevive Radio Beethoven, 96.5 FM. Aprovéchenla,  y también está en internet. Lamento no haber aprendido a tocar un instrumento, cualquiera que no se soplara, no soy persona de soplidos. Mi instrumento era la voz, pero el asma acabó prematuramente con mi registro de soprano. De sólo pensar que hay tanta buena música que no alcanzaré a conocer tengo una sensación de pérdida irreparable.

Mi marido, lector por demás agudo, ha dedicado sus últimos años pre retiro a comprar libros, que en Chile son muy caros y no creo que sea sólo por el IVA. Se acumulan por todas partes, haciendo torrecitas por aquí y por allá, cada vez que acomodo uno dejo otro dando vueltas por allí. Se prepara para cuando la pensión no permita esos lujos de la misma manera que algunos tontos gastan su dinero en construirse  un búnker antiatómico. ¡Quién querría sobrevivir en un mundo arrasado por las bombas! Mejor leer y escuchar buena música. De cualquier tipo, folklore, selecta, progresiva. De todo, pero bueno, en estos asuntos hay que ser algo menos tolerante de lo que estamos siendo.

Unos días atrás tomábamos el té en compañía de nuestras hijas y mi nieto. Tony había estado canturreando “cucú le llamó, cucú le llamó” durante la tarde. Tuve, de pronto, una idea: cantémosle a Tony el Cucú a cuatro voces. Listos, comenzamos. Tony me escuchó empezar, luego se unió su mamá, Alida, sorprendiéndolo;  siguieron Miranda y Allegra, mi marido, Anthony. Sonaba magnífico, pero de pronto a Tony le brillaron los ojos y escondió la cabeza en el pecho de su tía. La emoción había sido demasiada.

Lo dije: la música es lo más cercano a Dios que muestra el Hombre. Y no confundir con la música que se canta en nuestras parroquias, no, please.

Por último, tanto amo los libros que mis hijas menores llevan, lo han visto, nombres relacionados con Shakespeare y Byron. Al haber cometido el error de cargarle mi nombre a la mayor no me quedó más remedio que construir posteriormente ese lazo. Oscura y sudaca, yo también soy literatura.

Read Full Post »

tortas

 

Este blog nació hace cuatro años, desde entonces, nuestros posteos han tenido 121.000 visitas. Nuestros lectores viven en diferentes países de América, especialmente en Argentina, México y Perú, y también en países europeos,  como España, Italia o el Reino Unido.  Especial mención para nuestros lectores chilenos, que crecen cada día.  Recibimos de ustedes gratos comentarios.  Considerando que esto no es farándula, comercio, noticias ni exhibición de lo peor que puede mostrar el ser humano, sino literatura para niños y jóvenes, los miembros de este blog, y yo personalmente, nos sentimos orgullosas y felices de contar con ustedes y nos esforzaremos por seguir entregándoles lo que les gusta. Gracias, amigos

Read Full Post »

Perdonarás que me dirija a tí en esta forma tan personal; sucede que más que una cifra, a diario yo siento a  cada uno de mis lectores  de esta manera, como Tú.

Quiero contarte algo que ya sabes;  a  tí te gustan las historias de animales. El quirquincho, el puma, el tejón, el hipocampo, los salmones. a veces eres tú el que me recuerda algún relato que escribí hace tanto que lo había olvidado. Gracias.

También te gustan los cuentos de misterio. ¡Ni te imaginas cuántas veces has leído El cuadro del niño que lloraba! Y yo sólo pensé en un relato para el especial de Halloween. Gracias otra vez.

También te gustan mis poemas. Algo anticuados, sencillos, consonantes, ingenuos. Especialmente dedicados a los niños y aquellos que tienen el corazón de un niño, o sea, tú.

Me has enviado todo tipo de comentarios: simpáticos, locos,  hermosos, especiales. Cuatro veces, en todo este tiempo, debo confesar que llegaron comentarios desagradables, di por sentado que estabas en un mal momento y como yo no lo estaba, los eliminé.   Pero, como regularmente estás “en buena onda”, me encanta que hagas tus comentarios, aunque sea para saludar, y ojalá, si escribes, me cuentes que clase de cuentos te gustaría leer. He pensado en algunos sobre la fauna patagónica. Me interesé en ella cuando estudiaba para escribir la tercera aventura de Diego Herreros, Perdido en la Tierra del Fuego, que probablemente aparezca el próximo año como trilogía.

Ya te he invitado antes, pero, por si no lo has visto, reitero mi invitación: si quieres publicar como autor invitado, sólo es necesario que sea literatura apropiada para niños y jóvenes. Probablemente  podrías recibir un pequeño proceso de edición y nada más. No altero lo esencial, sólo corrijo errores mínimos. Yo aprendí cometiéndolos.

Una vez más, gracias. Por acompañarme todo este tiempo, por darme la razón cuando dije que a la gente le gustaba la literatura y que debía tener posibilidad de llegar a ella sin costo. Cada vez que me lees, me das tremenda alegría.  Aunque mi página sea de LIJ -literatura infantil juvenil-, no es simple, mi lenguaje intenta ser bello y creativo. No creo en la lectura digerida, tú eres lo bastante inteligente para buscar calidad, no necesito decirte de manera  obvia y pasterizada las cosas. Se que eres  lector inteligente y exigente. Cuento con eso.

Así que eso era todo, conversar un poco contigo, decirte que estoy siempre pensando en tí, en lo que pudiera interesarte. Si tienes ganas, cuéntame de ti, lo que te gusta, lo que haces, lo que quieres ver. Serás bien recibido. Va mi correo: elplatillovolador@gmail.com

Un abrazo

Alida

Read Full Post »

Older Posts »