Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 7 julio 2012

Durante toda la noche  la familia Caravajacol  trabajó  dejando sus  huellas plateadas; al día siguiente,  todos los nidos y murallas del  barrio estaban cubiertas de llamados a la resistencia pacífica:

Pájaros del mundo, uníos.

La patria alada te llama, únete.

Nido, árbol y libertad.

¡Resistiremos!

Los pájaros, unidos, jamás serán vencidos.

Semillas, justicia y libertad.

Fuera  la Brigada Tiuque.

Abajo el Capitán Tiuquemante.

Y  por último,  el joven Salustio Caravajacol,  miembro muy comprometido de la Parroquia San Petirrojo,  escribió orgullosamente:

Bienaventurados los pájaros, porque de ellos es el reino de los cielos.

El hecho de que pájaros y caracoles, tradicionales enemigos,  trabajaran unidos,  levantó inmediatamente la moral  alada. Uno tras otro, los habitantes de los árboles del sector  se fueron uniendo a la resistencia pacífica y esa misma tarde realizaron una reunión secreta  entre los lirios  del jardín de Zorzalo López.

Zorzalo miró tristemente el caótico  estado en que quedara el jardín después de que los Palomérez, los Gorriontínez y la Brigada Tiuque  se dejaran caer esa mañana, por segunda vez, arrasando con todo el alimento.

-No se les escapó nada -contó-, llegaron a primera hora y, mientras los tiuques vigilaban, se comieron todo e inutilizaron lo que no se podían llevar.

-¡Qué bajeza -Leotordo, indignado-, cómo si alguna vez se les hubiera negado un grano de alpiste! Lo que quieren es provocar una hambruna.

-Lo importante, ahora, es saber qué vamos a hacer. -Dijo Golondrisa, porque si no estamos todos unidos, mejor me exilio.

-Esa es la solución fácil, pero egoísta -dijo Zorzalo-,  vamos a continuar con la campaña pacifista. Vengan, se los explicaré en secreto, cada uno tendrá que hacerse cargo de una parte de la operación y ya verán como todo resultará.

-Ah, pero antes que nada -intervino Juanito Chincólez-, nombremos una secretaria que se haga cargo de la correspondencia. Es necesario enviar una carta a los caracoles para agradecer su apoyo y  felicitarlos por el estupendo trabajo que realizaron.

Zorzalina se ofreció  para el puesto.

-Quiero ayudar -dijo-,  pero con esos ataques que nunca sé cuando me van a llegar, tengo que pensar en un trabajo que me ponga menos nerviosa.

-Éste está perfecto para tí, Zorzalina querida. -Agradeció Zorzalo, enternecido.

Los amigos  se sentaron en las ramas más ocultas de la madreselva, pusieron su mejor cara de  conspiradores y lentamente,  casi en un susurro, expusieron su plan. Zorzalina tomó nota de cada palabra y después escondió el acta  debajo de una piedra. Debían ser muy cuidadosos si querían derrotar a tan poderosos enemigos.

Anuncios

Read Full Post »