Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 10 septiembre 2010

Sabido es que el Pavo Real se niega a recordar su oscuro pasado y se aprovecha, para ello, de que la Tierra era aún tan joven que el mismo Creador y la veleidosa Naturaleza parecen haber archivado los hechos en lo más profundo de sus memorias.

¿Oscuro pasado? Quizás sería más justo llamarlo…deslucido.  Pues sépase bien y que nadie lo olvide, porque  así fue el Pavo Real desde el principio de los tiempos,: ordinario y deslucido, gris y apagado, carente de la bella cola que hoy lo caracteriza, en cierta manera, similar a la hembra actual, pero opaco  y más bien feo.

No  es de extrañar entonces, que las hembras de Pavo Real vivieran soñando con los  Faisanes, los Papagayos, las Cacatúas  y, en fin, todas esas bellas aves   que pasean por el planeta   haciendo alarde de su exuberante plumaje multicolor.

Los Pavos Reales sufrían en silencio el desprecio de sus hembras. A fin de cuentas, por más que los días de éstas transcurriesen  en la añoranza de otros machos mejor engalanados, al final, era con ellos y sólo ellos que se veían obligadas a formar una pareja y eran sus genes los que marcaban el futuro de los huevos que empollaban en sus nidales.

Y probablemente así habrían continuado por los siglos de los siglos de no haber atinado a pasar por allí un Ave Lira. Apenas lo vieron  las hembras de Pavo  Real,  quedaron fascinadas  por su belleza y perfección y esta insensata pasión  desató el caos  entre los Pavos Reales.

En el curso de una semana, noventa por ciento de las familias de Pavo Real estaba en crisis y el cien por ciento de los noviazgos se había roto. Eso, claro, evitaba que las parejas del mañana  se uniesen sin amor, pero condenaba a la especie a una progresiva desaparición.

La situación  llevó a un punto de tan extrema gravedad que las hembras de Pavo Real redactaron  a toda prisa una solicitud  para El Creador y con un timbre rojo marcaron en la primera página la palabra URGENTE. En ella,  respetuosamente, las hembras  solicitaban cambio de especie. Querían, a la brevedad posible, convertirse en hembras de Ave Lira.

Como era de suponer para cualquiera que lo conozca,  El Creador  quedó escandalizado. No podía creer lo que estaban leyendo sus ojos. Arrojó lejos el documento y envió un Serafín de Pimera Clase a informar a las hembras de Pavo Real que, de no retirar ipso facto la demanda, emitiría, en respuesta, un Decreto de Extinción Inmediata de la Especie.

Pero la locura estaba muy lejos de terminar. Las hembras recogieron la solicitud y la reexpidieron  prestamente a la Oficina de Partes de La Naturaleza. Los Pavos reales, sumidos en el dolor, se fueron a llorar su desventura   a la selva y esperaron  humildemente el rayo justiciero del Creador.

El Creador no pudo dejar de compadecerlos. ¡Qué volubles podían ser las hembras de Pavo Real, no había derecho! Hasta le daba pena extinguir a estos pobres enamorados no correspondidos.  Además, estaba sumamente molesto. Era un hecho que ya no se le tenía la misma consideración que antes. ¿Qué estaba pasando en la Tierra?

Y entonces,como suele ocurrir, tuvo El Creador una de sus ideas brillantes. ¡Esas falsas  hembras  tendrían lo que se merecía! ¡Pasarían su vida  rogando por la atención de sus Pavos Reales! Tomó su pluma, garabateó apurado un nuevo decreto, imprimió su sello y firmó con la letra grande y segura que le es tan propia.

En la selva, simultáneamente, los Pavos reales sintieron que sus colas se volvían  cada vez más pesadas. No era todo, algo crecía también en sus cabezas, les hormigueaban las plumas.  Parecía que toda su sangre  giraba enloquecida por  las venas.

Los Pavos Reales alzaron el vuelo hasta la laguna más cercana a mirarse en las aguas. No podían creer lo que estaban viendo.  Un espléndido azul reemplazaba el antiguo gris y una hermosa cola, mucho más larga que la del Ave Lira, arrastraba por el pasto.

Repentinamente, acuciadas por un  raro llamado, las hembras se hicieron presentes y quedaron deslumbradas por estos machos magníficos  de origen desconocido. Apenas verlas, los machos sintieron que sus colas se desplegaban en espléndido abanico. El dorado, el esmeralda y el azul  casi las cegaban. ¡Qué perfección, que delicadeza,  que despliegue de color!

Enloquecidas por la pasión, las hembras olvidaron todo pensamiento sobre el Ave Lira y todavía las esperaba una sorpresa mayor: comenzaban a reconocer en estas aves maravillosas a los mismos que ayer  miraran con desprecio. Al poco rato, todas  corrían a mirarse en las aguas, esperando ansiosas que el cambio las alcanzase.

Todo en vano. El Creador las había privado de esa explosión de belleza para siempre y  no les quedaría otra que perseguir a  los  Pavos Reales hasta la eternidad,  rogando por su  amor  y envidiando para siempre lo que nunca podrían tener.

Anuncios

Read Full Post »

Hemos  sufrido un retraso debido a las últimas correcciones, pero sí, este sábado  viene el primer capítulo de PÓRTICO, una novela juvenil de ciencia ficción.

Ragnar relata y junto a Fariah, su mejor amigo, protagonizan la historia. Ambos viven en un mundo agonizante, donde escasas  ciudades cubiertas por domos protectores, guardan los últimos resabios de vida. Monstruosos nefarios caníbales asolan a los sobrevivientes de fatales guerras inter imperios, el sol está muriendo y los mares  son masas enrojecidas y estériles. Sin embargo, Fariah, un expósito que  gracias a su cerebro se ha convertido en un  brillante alumno de la Akademia que forma a la elite, cree que puede haber una solución a la muerte anunciada viajando al pasado. Fariah cree  poder hacerlo por si mismo usando un pórtico interdimensional, no quiere la ayuda de la Regencia, el gobierno que controla al milímetro la vida del pueblo.

¿Lo logrará? ¿Conocerán los amigos el pasado de Tyerra o llegarán a cualquier parte, quizás al lugar menos esperado? ¿Cuál es el destino que aguarda a Tyerra?

Léelo desde mañana  y conocerás todas las respuestas.  

Read Full Post »