Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 octubre 2009

ESPECIAL HALLOWEEN

Read Full Post »

2163360381_bcc31e624cEstos  malos son muy conocidos: el hombre lobo, el vampiro, las brujas, los demonios.  Han paseado por la literatura y la mitología desde hace tanto tiempo que  llevamos perdida la cuenta. Aquí un breve recorrido por los más populares; siempre es bueno recordarlos para que no nos pillen desprevenidos.

El Vampiro:

Ya  en la Edad Media eran muy populares. Viven de chupar sangre humana con sus antiestéticos colmillos que dejan un par de  hoyitos en los cuellos de sus víctimas. El primero en reconocer su valor literario fue el británico Bram Stoker, que  nos legó su Drácula para entretención de millones de lectores y cinéfilos. Hay que reconocer que no todos los subproductos son buenos, pero sin duda, todos pasan por lo mismo.

1.-No se reflejan en los espejos.

2.-Aborrecen el ajo, especialmente cocido y en el arroz graneado (eso es contribución de nuestra vampira jefa)

3.-Hay que matarlos con una estaca en el corazón o cortándoles la cabeza. También mueren si se exponen a la luz del sol.

4.-Si son cristianos,  los espanta un crucifijo. Hoy no siempre resulta,  porque ahora que son famosos  los hay de todas las nacionalidades y religiones. Recordemos que nacieron en la Europa cristiana.

5.- Siempre tienen preferencia por los individuos del sexo opuesto.

6.-La primera vampira famosa es Carmilla, antiheroína del escritor Sheridan LeFanu.

7.-Si llegan a su puerta, ni se les ocurra  invitarlos a entrar, o están fritos.

8.- Son pálidos, por razones de salud, broncearse les está estrictamente prohibido.

El Hombre-Lobo:

Si bien existen en todas partes gracias al hecho cierto de que los lobos compasivos  adoptan niños huérfanos y los crían como suyos, el mito nace en la Europa medieval, debido a que grandes manadas de lobos hambrientos aterrorizaban a la población durante los meses crudos del invierno.

1.-Sólo los mata una bala de plata.

2.-Se transforman en las noches de luna llena y se ponen muy feos.

3.-La condición de hombre lobo se transmite al ser mordido por un lobo que porta el mal.

4.-Es normal  cuando pasa el plenilunio.

5.-Cuando no devora a las víctimas, las deja convertidas en sus iguales.

6.-Siempre necesita ropa nueva, porque la rompe al tranformarse, además, las mujeres lobas están obsesionadas con la depilación láser.

7.- En Brasil, se le conoce como el lobizón y tienen la piel  vuelta del revés, o sea, con el pelo hacia adentro..

Las Brujas:

Solían ser las pobres curanderas europeas, a las que la Inquisición acusaba de todos los males posibles antes de torturar hasta la muerte. Se sostiene que al acusarlas de bruja, los médicos medievales eliminaron de raíz la competencia femenina.

1.-Siempre tienen un gato negro regalón.

2.-Échenlas al agua, si flotan, son brujas, si se hunden, son inocentes  (mala publicidad para la natación), ahora, si se ahogan, no impota, salvaron su alma.

3.-Agrian la leche y malogran el nacimiento de los animales de granja.

4.- Hacen mal de ojo.

5.-Ni se les ocurra hacerles un desprecio, porque son vengativas.

6.-Viven de la venta de filtros y pócimas.

7.- Son enemigas de hacer aseo, sólo usan la escoba como medio de transporte.

8.- Muy bueno: “Las brujas”, de Roald Dahl.

Los Demonios:

Existen en todas las culturas, porque los hombres siempre hemos sabido que el mal existe.

1.-Ni se les ocurra jugar a la ouija,  porque se sienten invitados.

2.-Atacan siempre a los no-bautizados.

3.-Por si acaso, es bueno ser persona de fe profunda,en caso contrario, no salga a la calle ni reciba visitas.

4.-Defiéndanse con cruces, agua bendita, rosarios y oraciones.

5.-Si no resulta, busquen un sacerdote para el exorcismo de rigor.

Esperamos que estas advertencias los preparen para un encuentro indeseado. Recuerden que donde menos se la espera, salta la liebre.

Read Full Post »

3870376949_b91e159525El hombre lobo asomó la peluda cabeza por la ventana y descubrió que el cielo nocturno comenzaba a nublarse. Qué contrariedad, justo esta noche,  que había hecho tantos planes. ¿Tendría tiempo suficiente para llegar hasta la aldea más cercana? Una luna casi amarilla  brillaba sobre su cabeza, pero soplaba un  viento fresco que arrastraba las nubes  en dirección a su casa. Pronto caerían las primeras gotas de lluvia y el feroz hombre lobo, como una cenicienta cualquiera, se convertiría en un hombre desnudo, mojado y muerto de frío.

¿Qué hacer? Varias ideas pasaron por su mente: ¿y si llevaba paraguas? Oh, no, recordó que  su  paraguas estaba roto. ¿Y si salía en automóvil? Imposible, nunca había podido llevar el volante con sus patas delanteras…

Qué decepción,  no le quedaría más remedio que sacar unas hamburguesas del refrigerador y ponerlas en la parrilla…vaya, tampoco, el carbón no encendería y las hamburguesas se pasarían de agua.

Largo rato pensó en la mejor manera de solucionar su problema, tanto, que  las nubes llegaron hasta la aldea y descargaron su vientre hinchado sobre los tejados. Nuestro hombre lobo seguía pensando cuando el viento sopló por las rendijas hasta apagar el fuego de la chimenea y cuando se quedó dormido, soñó que era un hombre lobo muy elegante, que salía a pasear a la aldea poniendo a todo el mundo en fuga, hasta que finalmente uno de los fugitivos se caía de bruces delante de él.

Entonces, el hombre lobo abrió su hocico puntudo y sus colmillos centellearon bajo la luna, pero justo cuando iba a morder a su víctima, una gota de agua cayó sobre su narizota. ¡Se había nublado y comenzaba a llover!

El hombre se estiró en el sofá. Tenía hambre, se levantó decidido a calentarse una pizza. Camino a la cocina, vio su reflejo en el cristal de la ventana. ¡Estaba desnudo, qué vergüenza!

Sus jeans nuevos estaban hecho harapos en el piso, algo más allá, los restos de su polerón cubiertos de pelo…¿Qué habia pasado? ¡Qué desastre!

Se vistió tiritando de frío y avivó el fuego de la chimenea. Qué pesadilla más fea había tenido. Algo tan ridículo, mire que soñar que era un hombre lobo.

Read Full Post »

282152605_51884a7bf2(satisfacción garantizada:
le aseguro que después

de este terrible atracón

no querrá ver un error

por el resto de su vida)

Toda rebolucyonada

Se enkuentra la hortografía

Desde que una vruja mala

Se trompesó con zu tia.

Balla, baya, koza ecstraña

Rezulta desta reseta

Si ponemos vruma, azeite

Y aciento de visikleta.

Agregar zovre kalyente

Rayado fino y mesclado

Con musha pata de araña

Benenoza y escigente.

Tomar una kusharada

En allunas de mañana

Y si por kazualidad

Sovrebibe y algo esqribe,

Le azeguro ke del zuzto

Nunqa maz  ce mekivoca

Quando ezcriva una palabra

O un dircurzo le proboka.

Read Full Post »

207861606_81a5ca83edEn el principio de los tiempos, todo Murciélago que se respetase dormía  confortablemente en una camita de ramas y hojas verdes. Diariamente, mamá Murciélago  recogía  todo lo necesario y,  apenas asomaba el sol, se acomodaban a dormir hasta que el gruñido de la barriga vacía los invitase nuevamente a unirse a reino de la oscuridad en busca de alimento.

Porque, claro, ellos siempre fueron de hábitos nocturnos, a tal punto que para orientarse en  sus incursiones noctámbulas prefirieron usar sus oídos y, de paso, se vieron obligados a cultivar un chillido ultrasónico para terminar con las quejas de los  animales que dormían de noche,  que ya no aguantaban un día más insomnes a causa de lo muy revoltosos que eran sus vecinos.

Todo iba viento en popa hasta que , un día, un Murciélago más avispado que el resto tuvo edad suficiente para  abandonar  el nido de mamá, y al llegar la hora de ir a dormir descubrió, sorprendido, que  debía hacer su cama personalmente.

El primer día, desesperado, decidió que pasaría el día en vela. Terrible decisión: la luz solar  hería sus ojos y lo enceguecía de tal manera que  se cayó del árbol. De no haberlo detenido violentamente una rama pinchuda, habría muerto al tocar tierra.

Debería haberse sentido satisfecho, de no  mediar el hecho de que estaba pinchado y arañado por todas partes.   Incluso se había hecho un siete en un ala, de la cual costó mucho que sanara. Además, forzado  a pasar el día en vela, descubrió una verdad  espantosa. Los  Búhos, Lechuzas y otras rapaces nocturnos se aprovechaban de los pobres Murciélagos dormidos, cazándolos en grandes cantidades. Aterrorizado, comprendió cuál era la razón de que tantos amigos desapareciesesn de la mañana a la noche y decidió contarlo a la Asamblea del Pueblo Murciélago apenas pudiera.

No hubo tiempo para ello. Su  madre llegó volando apenas  se encendió la primera estrella, escandalizada porque había sabido que su hijo pasaba el día despierto.

-¡Cómo es eso de que no quieres hacer la cama! –lo regañó.

-¡Odio hacer la cama! –se quejó Murciélago.- ¿Por qué no me la haces tú, mamá?

-¡Qué descaro, ya estás demasiado crecido para aprovecharte de mamá! –respondió ella indignada-  Pero eres mi hijo, y te ayudaré. Cuando amanezca, en vez de recoger ramas y hojas, vuela hasta  los trigales y trae paja seca. Tendrás un lecho tan confortable como el de un rey.

Cuando llegó el alba, corría un vientecillo, Murciélago no lograba mantener armada su cama de paja y nuevamente tomó la decisión de permanecer despierto.

Por la noche, su madre ya había sido enterada de las excentricidades de su hijo y traía la solución  bien pescada entre sus dientes. Se trataba de unos bellos cuadraditos blancos de orillas bordadas.

-Los robé del tendedero del Hombre –anunció-, no se te ocurra mostrarlos.

Murciélago llevaba dos días sin dormir, picoteó una fruta,  atrapó un par de insectos, acomodó  sus pañuelos en una rama y se quedó profundamente dormido. Roncó toda lanoche y  cuando empezaba a amanecer, fue despertado por los Murciélagos Ancianos.

–   Hemos tenido consideración por tu madre, esa buena Murciélago –comenzó el más anciano-, pero la situación es intolerable. Todos los Murciélagos comentan tu rebeldía y esta noche has roncado tan fuerte, que ponías sobre aviso a  los insectos y por tu culpa, esta es la primera vez que tantos Murciélagos se irán a dormir con la barriga vacía.

–         Por lo tanto –dijo el segundo Anciano – estás expulsado del bosque, nunca más queremos saber de ti.

   -Pero, ¿qué puedo hacer, adónde iré? –preguntó Murciélago.

-Eso es cosa tuya –respondió el tercer anciano-, pero en lo más profundo del bosque hay una caverna deshabitada, quizás allí puedas acomodarte.

Triste y desconsolado, Murciélago partió de inmediato a buscar la caverna hasta que finalmente dio con ella. El techo de la caverna estaba lleno de raíces de los árboles, algunas bastante gruesas. Era, además, húmeda y muy oscura. Murciélago descubrió que eso era muy grato para sus ojos; revoloteó  por su nuevo domicilio  hasta conocer todos sus rincones y luego buscó donde acostarse.

Pero no encontró un sólo lugar donde acomodarse. Finalmente, agotado, se colgó de una raíz, pero tan agotado estaba que se dio media vuelta sobre sus  garras y quedó colgando  cabeza abajo. Después, no tuvo fuerzas para  pararse y se durmió en tan incómoda posición.

Cuando despertó, la caverna estaba más oscura aún, si eso era posible. Buscando la razón, Murciélago salió de ella y supo que ya había caído la noche;  las tinieblas del bosque hacían aún más tenebroso su nuevo domicilio.

Y no fue su único descubrimiento. Murciélago se sentía más descansado y  tranquilo que nunca antes. ¡Esto debían saberlo los demás Murciélagos!

Voló por el bosque hasta que encontró a sus congéneres. Estaban  muy tristes porque los Ancianos habían desaparecido durante el día y no tenían quién los guiara.

-Se los deben haber comida las aves rapaces –dijo Murciélago.

Y, con pelos y señales, contó a su familia lo que había visto mientras pasaba el día despierto.

Los Murciélagos estaban desesperados. ¿Qué harían para conservar su vida ahora que sabían que  los devoraban mientras dormían?

Una vez más, Murciélago tenía la respuesta.

-Nunca, en toda mi vida,  dormí tan bien como en la caverna –contó-, es segura, no hay luz que nos moleste mientras dormimos y ningún animal se meterá allí para cazarnos.

Por supuesto que cuando llegaron allí no todos estaban tan entusiasmados.

-¿Dónde tenderemos nuestras camas? –preguntaban las madres.

-¡Ya no son necesarias! –explicó Murciélago-,  es mucho más cómodo dormir colgados de cabeza y lo mejor de todo es que nunca más hay que hacer la cama.

Con eso, convenció a todos los machos, que rápidamente se acomodaron a pasar la noche colgando de raíces y salientes. Las hembras reclamaron un poco, pero no tardaron en comprender que dormir allí salvaría las vidas de sus crías. En una semana, todos se habían  acostumbrado a su nueva vida.

Y lo mejor fue que, al no volver a ser vistos de día por el bosque, los Murciélagos se hicieron famosos como seres de la noche y, como aterrorizaban a todos,  nunca más supieron lo que era dormir con miedo.   

Read Full Post »

1807214667_dad0558352Este  viernes, a medianoche, monstruos y conjuros se dejan caer en  nuestro blog. No dejen de leer nuestra edición especial de Halloween si  quieren enterarse de la mejor manera de deshacerse de ese vampiro que los trae de cabeza.

Read Full Post »

Son noticia en todo el país y en La Legua son estrellas; para mí,  los niños del equipo de fútbol,que  ya viajó antes a Brasil y ahora regresa lleno de orgullo por haber  goleado a la división infantil del Real Madrid,  son mucho más que empeñosos deportistas.  Tanto ellos como su profesor-entrenador son héroes, héroes que nos recuerdan a todos que, aunque no sea fácil, sí se puede ser diferente, ser empeñoso, esforzado. Sí se puede  vivir en La Legua o en cualquier población de triste nombre y no tener relación alguna con el delito y la droga.

Heroicos también son estos padres, que luchan y se empeñan para impedir que sus hijos sean arrastrados por la ola de la conformidad y el derrotismo. Heroica es la esposa del entrenador cuando lava las camisetas del equipo y no olvidemos a la persona que les ayudó a conseguir este viaje, Iván Zamorano.

Es cierto, en  nuestro país y en muchos otros hay una gran cantidad de gente que se dio por vencida, que prefiere el delito, la droga, la violencia y la amargura antes  que luchar  por sí mismo, por sus hijos, por sus alumnos, por sus vecinos…pero no estas personas y por eso, para mí, son héroes, los héroes de La Legua.

Read Full Post »

Older Posts »